Cáncer de Mama en Mujeres Jóvenes: Lo que necesitas saber

Durante un periodo de por sí muy ocupado en la vida de una mujer, un diagnóstico de cáncer puede ser abrumador. Aunque no muchas mujeres menores de 40 años se encuentran en riesgo de sufrir cáncer de mama, y generalmente es una preocupación y diagnóstico poco usual, el cáncer de mama puede aparecer a cualquier edad.

El cáncer de mama en mujeres jóvenes es posible. El 5% de casos de cáncer de mama ocurre en mujeres menores de 40 años. Todas las mujeres, sin importar su edad, deberían estar conscientes de sus factores de riesgo personales.

Breast Cancer in Younger Women

¿Cuáles son los factores que una mujer joven que desconozca su estatus con respecto al cáncer de mama debe tener en cuenta?

La edad y el cáncer de mama no son excluyentes entre sí. A continuación, algunos otros factores que las mujeres jóvenes deben tomar en consideración:

  • Cualquier antecedente familiar de cáncer de mama, particularmente uno a edad temprana
  • Lesión de alto riesgo encontrada en una biopsia
  • Antecedentes de radioterapia en el pecho
  • Mutación genética relacionada con alto riesgo para el desarrollo de cáncer de mama (por ejemplo, mutaciones genéticas BRCA)
  • Ascendencia judía Ashkenazi

Ver también: Factores de Riesgo en el Cáncer: ¿Cuáles están bajo tu control y cuáles no?

Diagnóstico de cáncer de mama en mujeres jóvenes. ¿Cómo varía con la edad?

Diagnosticar el cáncer de mama en mujeres jóvenes (menores de 40 años) es más difícil por los atributos más densos del tejido mamario en esa edad. El despistaje de rutina, de hecho, no es recomendado. Tomando en cuenta que el despistaje no se recomienda a mujeres jóvenes, debe considerarse que el cáncer de mama durante una edad temprana puede ser más agresivo, y no responder muy bien al tratamiento.

La mayoría de las mujeres jóvenes piensan que son demasiado jóvenes para sufrir de cáncer de mama. Gracias a esto, muchas veces suelen ignorar los signos de alarma como los bultos en las mamas y secreciones de cualquier tipo.

Estos factores pueden retrasar el diagnóstico, desmejorando los posibles resultados. Los retos que se presentan a las mujeres jóvenes diagnosticadas en edad temprana, especialmente aquellas en sus 20, involucran otros asuntos importantes. Asuntos como la sexualidad, fertilidad, quedar embarazada, y otros asuntos femeninos que deben ser tratados luego del tratamiento para cáncer de mama.

¿Cuáles son los tipos de cáncer más comunes en mujeres jóvenes?

El primero es un tipo invasivo de cáncer conocido como carcinoma ductal, el tipo de cáncer de mama más común tanto en hombres como mujeres. Normalmente, el 85% de mujeres jóvenes diagnosticadas con cáncer de mama invasivo tenían carcinoma ductal.

Los cánceres de mama triple negativo (estos son un tipo de cáncer que carece de receptores de estrógeno, progesterona y HER2) son más comunes entre mujeres menores de 40. Como se menciona antes, los síntomas de cáncer de mama en mujeres jóvenes suelen tener un trasfondo histórico más alto que en las mujeres mayores, así como mutaciones genéticas que contribuyen a una tasa más alta de riesgo.

Consideraciones sobre tipos de Tratamiento

Generalmente, las recomendaciones de tratamiento para mujeres jóvenes son similares a aquellas para cualquier paciente de cáncer de mama y están basadas en la etapa en la cual se encuentre la enfermedad. Otros factores incluyen el grado del tumor, el estatus del receptor y otras características de los tumores que deben tomarse en consideración para planear el tratamiento adecuado.

Opciones de Tratamiento para el Cáncer de Mama explicadas:

Cirugía

Muchas mujeres jóvenes pueden escoger la cirugía conservadora mamaria y terapia de radiación para tratar su cáncer de mama. Sin embargo, no todas las mujeres jóvenes son candidatas para este tipo de tratamiento. Una excepción son las mujeres con mutaciones genéticas que causan cáncer de mama, ya que la mastectomía bilateral es una mejor opción para ellas.

Si se recomienda la mastectomía, la mayoría de las mujeres tendrán la opción de considerar una cirugía reconstructiva, as igual que remover el seno no afectado de manera concurrente. Esta opción no ha demostrado mejorar las probabilidades de supervivencia en mujeres sin mutaciones genéticas, como el BRCA.

Terapia de Radiación

Las mujeres jóvenes que sobrellevan una tumorectomía usualmente requieren terapia de radiación. Si se realiza una mastectomía, la radiación no es una vía de tratamiento necesaria. Los factores que deben ser considerados para escoger una opción de tratamiento son los siguientes:

  • Tamaño del tumor encontrado
  • Extensión, localización y participación de los nódulos linfáticos
  • Tipo de cirugía sobrellevada antes de la radiación
  • Preferencia del paciente

Quimioterapia

Las recomendaciones para quimioterapia están basadas en la biología del cáncer de mama en mujeres jóvenes, la etapa en la cual se encuentra la enfermedad y los antecedentes médicos del paciente. Los resultados de la quimioterapia son semejantes entre la mayoría de los grupos etarios. Aquellas bajo amenaza de problemas de fertilidad pueden optar por medicamentos para suprimir la función de los ovarios, lo cual aumenta las posibilidades de preservar su opción a tener hijos.

Terapia Endocrina

Este tratamiento es parecido a la quimioterapia. Sin embargo, hay mayor relevancia en la edad al escoger la terapia endocrina. Por ejemplo, mujeres postmenopáusicas con tumores receptores de hormonas positivos (ER/PR+) usualmente son tratados con inhibidores de aromatasa, pero este tratamiento no suele ofrecerse a mujeres jóvenes (premenopáusicas) a menos que la supresión ovárica también sea parte del tratamiento. En su lugar, a la mayoría de las mujeres jóvenes con patologías receptoras de hormonas positivas se les ofrece Tamoxifeno, el cual puede ser retirado en un periodo de 5 a 10 años.

¿Puede prevenirse el cáncer de mama en mujeres jóvenes?

Hay ciertas cosas que aquellas mujeres jóvenes que sienten estar ante una predisposición para el cáncer de mama pueden tener en cuenta y tomar acciones al respecto de manera preventiva. Identificar condiciones genéticas, asistir a asesoría genética y sostener conversaciones personalizadas sobre resultados de despistajes y los tratamientos preventivos disponibles es un buen comienzo. Para mujeres jóvenes de 25 años es recomendable someterse a un despistaje de mutaciones BRCA.

Las medidas que las mujeres pueden tomar para reducir el riesgo de cáncer de mama incluyen:

  • Mantener un peso corporal ideal
  • Limitar el consumo de alcohol
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Amamantar (si es posible)

Muchas mujeres se preguntan si las mamografías antes de los 40 son necesarias, y si deben o no, y cuando someterse a este tipo de despistaje.

Generalmente, las mamografías de despistaje no se recomiendan para mujeres menores de 40 años. Pero siempre hay excepciones, incluyendo a mujeres con mutaciones genéticas. Los despistajes pueden comenzar a los 25, y para mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama el despistaje usualmente inicia hasta 10 años antes que el primer familiar afectado.

Tomando en consideración estos factores, la detección temprana y acción rápida de tratamiento pueden aumentar drásticamente las posibilidades de supervivencia de una mujer. Mas del 90% de las mujeres cuyo cáncer de mama es descubierto en etapas tempranas sobrevivirá.

Lee más acerca de cómo Celbrea® está facilitando la posibilidad de mujeres alrededor del mundo de hacerse pruebas de despistaje de cáncer de mama y de monitorear su salud mamaria.

Encuéntranos aquí:

2800 NW 105th Avenue. Miami,

FL 33172 USA

Contáctanos

888-212-4272

support@celbrea.com

© 2024 Celbrea® Todos los derechos reservados